Típico que te rompes el corazón, again.

Hay gente que tiene relaciones sanas, hay gente que nomás no. Yo soy de las que no. 

Aquí les va la última relación en donde, de nuevo, me rompieron el corazón. 

Típico, estás bailando en un antro y llega un caballero con armadura, guapo, extranjero, trabajador y parecía tener ganas de cortejarme por el resto de mi vida. 

Lo que no sabía era que la armadura del supuesto caballero terminaría siendo de plástico. Sí, al final era el típico güey que te promete subir a la torre a rescatarte, princesa, y al final te termina pidiendo que bajes tú sola, que eres independiente y que él está muy cansado. 

Utilizo esta analogía por qué a las mujeres siempre, siempre, nos gusta que un hombre se esfuerce por conquistarnos, lo que los hombres no saben, es que aún teniéndonos, tienen que seguir esforzándose. Acaso no también quieren que les hagamos la cena y tengamos limpia la casa día a día? Pues investigando el tema, para comprender por qué mi último falso príncipe azul, de la nada dejo de invitarme a cenar, dejo de tener detalles y para colmo dejó de acompañarme a las cosas que para mí eran importantes. 
Bueno, pues después de investigar y sobretodo analizar una y otra vez por qué estaba en la misma situación, donde muchas veces había estado antes, me di cuenta de algo fundamental. Si yo no me quiero tanto como para sentir que soy digna de ser rescatada, ¿por qué alguien me creería que sí debo serlo? 

Esto no es el típico, te tienes que querer tú antes, para que te quieran bien. O sea es lo mismo, pero no igual. 

Las mujeres tenemos la necesidad de sentirnos protegidas, pero si le prohibimos al hombre que nos proteja, nunca vamos a sentirnos así. Es decir, todas tenemos la típica amiga que es buenísima con los hombres, que los trae a todos babeando y que todos siempre la quieren ayudar. Pero eso es fundamentalmente porque ella les hace saber que los necesita, que tiene que ser rescatada. 

Volviendo al tema de la princesa y la torre, seguramente las primeras veces que viste a tu príncipe, sí dejabas que subiera a la torre por ti, pero por la cultura de hoy en día y el feminismo mal interpretado, si nosotras aventamos nuestras cosas y bajamos de la torre el hombre inconscientemente no se siente necesitado. Así como nosotras queremos protección, ellos quieren saber que la pueden dar, ellos deben querer darla, ellos van a tratar de hacer todo para que la princesa esté bien, siempre y cuando la princesa necesite de ellos. 

A todo esto, yo soy la típica que digo, ay pobre del caballero, seguro trabajó un montón para llegar a la torre, si ya está aquí abajo, pues que me cuesta ayudarle y yo solita me aviento. 

Claro, esto pasa constantemente hasta que el caballero está acostumbrado a que yo baje sola, cuando le pido que suba por mí se enoja y me dice “Yo estoy muy cansado, llevo todo el día cabalgando para llegar hasta aquí, échate.”  Y entonces, yo claramente me molesto con él. “¿Cómo es posible que ahora ya no quieras subir por mi?” Y me contesta fríamente “Si tú siempre bajas sola, ¿para qué quieres que yo suba hasta allá?”

Pues ya me cansé de ayudar a los hombres bajando de la torre, estoy harta de estar con aparentes príncipes que sólo resultan ser mendigos. 

La misión de ahora en adelante es que cuando venga un nuevo príncipe podré apapacharlo una vez que suba por mi, pero nunca más bajaré yo sola de la torre. 

Evidentemente este es un comportamiento de dos personas, definitivamente no es culpa de uno nada más. Pero, siendo más claras, si como mujer nos ponemos en el lugar que debemos estar y nos comportamos como tal, será mucho más difícil para un hombre exigirnos que bajemos solas de la torre. 

Lo cual significa que me prometo a mí misma a que mi próxima relación no esté destinada a romperme el corazón. 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s